Bienvenidos al Asador El Pozo de Beriain

Cocinar es amar con las manos

En esto creemos y queremos que suceda en cada plato, en cada palabra, en cada acto. Lo artesanal tiene el encanto de lo sencillo y aplicar este concepto es lo que nos anima diariamente. Por ello hemos elegido para nuestra cocina los productos más puros que emanan de Navarra, tierra tan rica como bella.

 

Así nuestra identidad se ve forjada en este entorno natural para desarrollar aún más la cocina tradicional que permanecerá por siempre. Disfruten de nuestra comida casera tanto como nosotros lo hacemos al cocinar. Porque nos interesa dar lo mejor, más que ser los mejores, porque profesamos lo que nos gusta con convicción, lejos de la conveniencia. Elegimos estar aquí junto a ustedes. Gracias por elegirnos.

 

Ven a visitarnos

 

 

Una invitación para disfrutar de la gastronomía Navarra

Nuestro restaurante se encuentra a pocos minutos de Pamplona, en un entorno rodeado de naturaleza. Contamos con un espacio privilegiado para disfrutar nuestra gastronomía y contemplar los paisajes rurales, en familia o con amigos, todos son bienvenidos. El Pozo de Beriain es un asador familiar y nuestro deseo es hacerte sentir como en casa, atendiéndote con la calidez que nos caracteriza, proponiendo un servicio especializado.

 

En nuestra cocina predominan los sabores de la gastronomía local, con productos de primera calidad e ingredientes de temporada. Nuestros productos estrella son los asados al horno de leña, donde se destacan el gorrín, el cabrito y el cordero. Cocinamos a las brasas distintos pescados, pollo de cacerío y una variedad de cortes de carnes a las brasas, creamos pastas frescas caseras, elaboramos postres artesanales y amasamos nuestro propio pan de masa madre. Si gustas acompañar tu comida con una buena bebida, contamos con una cuidada bodega con selección de vinos tintos, blancos, rosados, cavas y champagnes.

 

Descubre la cocina de El Pozo

 

 

Un horno a leña muy especial

Nuestro horno fue elaborado por Hornos Sebastiá, profesionales reputados en el mundo de la hostelería. Se demoró más de dos meses en hacerlo, y el resultado habla por sí mismo: con 10 metros de profundidad, proporciona un calor uniforme en toda su superficie giratoria de ladrillo refractario, otorgando el sabor y el aroma incomparable de la leña.

 

Lo alimentamos los 365 días del año, por lo que siempre está listo para recibir hasta 18 asados a la vez. También cocinamos en él los panes de masa madre, la tarta de manzanas y nuestra exquisita pantxineta artesanal elaborada con hojaldre casero.

 

Disfruta de nuestro horno a leña